Elena Solano, comerciante de Tamalín Veracruz, que acude regularmente a los mercados rodantes de la zona norte de la entidad, dijo que los efectos de la cuesta de enero los afectan.

Vendedora de queso y carne enchilada, señaló que por la falta de clientes se ha visto obligada a regresar mercancía por la falta de venta.

Indicó que esta crisis afecta de forma radical a cientos de familia que se dedican al comercio en los centros de abasto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.