Comerciantes del norte de Veracruz se encuentran inciertos en materia fiscal, ante las reformas hacendarias para el 2020.

La carencia de información oficial sobre la manera en que se regulará el uso de las tarjetas de crédito y débito, está ahuyentando a los clientes que acuden regularmente a consumir a establecimientos del giro gastronómico y restaurantes bar.

Jesús Méndez Hernández, propietario de un negocio establecido en Pueblo Viejo, dijo que lamentablemente, se verán afectados por estas medidas.

Precisó que la nueva reforma perjudica gravemente a los comerciantes, ya que incluso los profesionales de la contaduría no conocen aún la forma en que se fiscalizarán los gastos que se realicen con el llamado dinero plástico.´

Manifestó que la gente que cuenta con estos instrumentos de crédito, tiene miedo de utilizarlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.